Innovación tecnológica en la logística de la cadena de suministro de la República Dominicana, ¿el inicio del fin de los retrasos y la ineficiencia?

Durante décadas, las limitaciones científicas significaron una alta ineficiencia y numerosos procesos logísticos estancados. En la actualidad, la tecnología ayuda a la integración de los distintos eslabones que componen la logística, apoyando: la globalización, la evolución de las necesidades del cliente y la búsqueda de un mejor control y manejo de los recursos.

Conviene subrayar que esta innovación tecnológica ha tenido un alto impacto debido a dos fuentes primordiales: implementación de nuevo software (procesamiento de transacciones, planeación y análisis de la cadena de suministro, seguimiento de órdenes y coordinación de entregas) y nuevo hardware (distribución de operaciones y transporte). (Myerson, 2016)

En efecto, estas disrupciones han catapultado la eficiencia de las cadenas de suministro porque permitieron digitalizar y automatizar operaciones que hace décadas debían ser realizadas manualmente, con mayores tasas de retrasos e involucrando altos niveles de incertidumbre. A grandes rasgos, los beneficios percibidos son: reducción del trabajo manual y costos, mejora de la calidad de la información, agilización del rastreo de órdenes o entregas para las partes interesadas, aceleración de la transferencia de información, mayores volúmenes de transacciones posibles por el uso de
Tecnologías de la Información (TI), uso de la data para pronosticar la demanda y potenciar la planificación de ventas y operaciones, así como incremento de la velocidad de procesamiento a través del uso de códigos de barra y equipos robóticos automatizados para el movimiento del material. Asimismo, la instauración del Global Positioning System (GPS) y la telemática mejoraron sustancialmente la eficiencia de la entrega de productos en vehículos tradicionales junto con otras formas potenciales de entrega, como drones aéreos y terrestres. (Myerson, 2016)

En otro orden de ideas, la República Dominicana es conocida por poseer uno de los sistemas de Zonas Francas más exitosos y dinámicos en toda el área de Centroamérica y el Caribe. Considerando que posee una localización geográfica céntrica, permite ser enlace entre diversos continentes (ver anexo 1) y contribuye al manejo de múltiples productos desde algodón hasta polímeros. Solo señalando la zona de Mesoamérica, que para el 2015 la mayor parte del total de exportaciones de zonas francas en la República Dominicana (USD 4.988 millones) fueron respecto a rubros de Confecciones y Textiles (26%) y Productos Médicos y Farmacéuticos (25%) (MEPyD, 2015). A partir de la demanda del mercado, el país ha iniciado la gestión de la inclusión de las tecnologías, incentivando a través de concursos para fines de dinamizar y eficientizar las cadenas de suministros. (CNZFE, S/F)

Tomando en cuenta los beneficios que poseemos en visión de zonas francas, exportaciones e importaciones, el Consejo Nacional de Competitividad (CNC) comenta que “adoptar las mejores prácticas que estimulen la cadena de suministro 4.0, como factor clave para determinar la productividad y competitividad de una economía”. Sin embargo, nos encontramos apenas comenzando a escalar a esta generación, donde representamos los inicios
con implementaciones como el portal de información a través de VUCE (Ventanilla Única del Comercio Exterior). Esto se ha realizado a través de la optimización de las actividades de la Dirección General de Aduanas (DGA), mediante la digitalización a través de plataformas tecnológicas facilitando la gestión de permisos de ingresos que anteriormente duraban de 21 a 31 días; con la transformación actual se encuentra en un margen menor a 10 días, considerando que la calidad de las validaciones no es afectada con este cambio, reduciendo costos de almacén y tiempo. (BID, 2020)

De igual forma, el CNC se ampara de la Organización Mundial de Aduanas (OMA) para realizar un levantamiento de los tiempos de levante del despacho de mercancía con el propósito de alcanzar la disminución de tiempos y procesos, lo que se va a reflejar favorablemente en la estructura de costos de las empresas dominicanas. Es importante resaltar que la utilización de las tecnologías para analizar la data mencionada previamente servirá para determinar dónde están los principales cuellos de botella de las empresas que requieren importar un bien para su producción o exportar su producto, permitiendo la confección de planes de acción orientados a garantizar una mayor eficiencia en este aspecto logístico. De igual importancia, se han dado pasos concretos hacia la agilización de los tránsitos a través de la utilización de los sellos electrónicos, suministrados por empresas privadas previamente certificadas por la DGA, contemplando la oportunidad tecnológica que tenemos como país por el hecho de que en la adopción de las telecomunicaciones y las nuevas tecnologías, la nación ha estado por encima de la media en la región con un 67.6% (Diario
Libre, 2019).

En esencia, esta iniciativa consta del seguimiento y solución de alertas para brindar asistencia vial al transportista que lo requiera, así como la intervención ante casos en los que exista contaminación de la carga. (Paz,
2019)

La tecnología en las cadenas de suministro ha de ser un desarrollo que la
República Dominicana asume con responsabilidad y persistencia, debido al gran aporte que significa para su progreso. Vislumbramos un horizonte de avances hacia el aprovechamiento de la ventaja geográfica del país, y planteamos la interrogante para el lector: ¿considera usted que representará un aporte significativo hacia la mitigación de la precaria situación económica de la República Dominicana la implementación de estas nuevas tecnologías para el sector logístico? (Esperamos sus respuestas en los comentarios)

Anexos

Anexo 1. Mapa de Flujos Comerciales Intra-Regionales con Origen o Destino en la República Dominicana.

Escrito por:

Konisbell Alcántara
Pamela Ramírez

Bibliografía

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *