Consecuencias del Coronavirus al Sector Logístico

Nuestro país y el mundo atraviesan por uno de los momentos más difíciles y preocupantes del último siglo, La aparición del Coronavirus-COVID 19, el cual se ha convertido en una pandemia global, causando cientos de miles de personas afectadas y fallecidas, sin que hasta la fecha se haya descubierto una vacuna para contrarrestar o curar el mismo.

Este virus se originó en China a finales del año 2019 y aunque ya este país se ha ido recuperando y volviendo a la normalidad, se ha expandido y propagado por casi todo el planeta (170 países).

De consecuencias hasta ahora imprevisibles, este virus está causando estragos no solo a la salud de la humanidad, sino, a la economía global, pues en estos momentos se ha generado una gran contracción y recesión económica, ya que las principales potencias económicas (China, Estados Unidos, Francia, Alemania, Italia, España), han cerrado sus fábricas, colocando en cuarentena a sus trabajadores.

Nuestro país en estos momentos requiere de una verdadera unidad nacional (clase empresarial, política, social y religiosa); de reflexión, recogimiento, sacrificios, solidaridad y desprendimiento. Demanda que coloquemos sus intereses del país, por encima de los particulares, económicos y políticos.

Las interrupciones de la cadena de suministro causadas por la pandemia del COVID-19 presentan un riesgo creciente para las empresas dedicadas a la Gestión Logística, especialmente en la República Dominicana.

El suministro de insumos al sector se ha visto afectado por el confinamiento chino, que se prolonga ya por tres meses, mientras las medidas de cierre de fronteras y cuarentenas obligatorias orientadas a frenar la propagación de la enfermedad en América Latina ahora amenazan con exacerbar el déficit. En las grandes fábricas chinas todavía hay mucha mercancía producida antes del año nuevo lunar que aún no ha podido salir hacia sus mercados. https://www.eluniversaldigital.net/opiniones/

Cerca del 40% de las mercancías procedentes de China lo son en tránsito hacia terceros países, por lo que la crisis no se limita solo a los flujos comerciales directos, sino que genera la cancelación de escalas de buques completos, y también reduce el comercio con otros países

Casi después de dos meses de la presentación “en sociedad”, el ya famoso, y mal llamado “coronavirus” (realmente se llama, COVID-19, sigue cobrándose víctimas. En este artículo nos centraremos en una víctima más, en esta ocasión la logística, y más concretamente el transporte nacional e internacional de mercancías y es que no es para menos, la segunda potencia económica mundial está prácticamente paralizada. Todo ello es debido a que existe una importante restricción de movimiento, a todos los niveles, de personas y vehículos, que impide que la práctica económica y empresarial del país se pueda realizar con normalidad.

China es considerada como la factoría del mundo y, si no se puede ni transferir ni recibir pedidos, el impacto se notará en todos los países para los cuales China es su principal proveedor…y también consumidor.

Es indudable que el sector logístico en la República Dominicana está presentando uno de los desastres económicos más desastrosos en las últimas décadas, no siendo un caso aislado, ya que, casos similares está pasando en muchas cadenas de suministro a nivel global. Si el proveedor no provee, no habrá nada que transportar, y por lo tanto tampoco nada que vender.

La repercusión en toda la cadena de suministro puede estar siendo un verdadero latigazo para todos los integrantes de la cadena, trayendo como consecuencia muchas de los puestos de trabajo y por consiguientes desabastecimientos de los productos de primera necesidad para hacer frente a la crisis que ya se aproxima. Para aquel lector que esté interesado en conocer un caso similar al comentado que afecta a la producción industrial del automóvil, les invito a leer la noticia que incumbe a DHL.

DHL Group ha anunciado una merma de más de 60 millones de euros de ingresos imputable específicamente al coronavirus. Desde que China introdujo medidas para contener la epidemia, el grupo logístico a monitorizado constantemente el desarrollo del volumen en sus redes. En las últimas semanas, los volúmenes comerciales se han debilitado, no solo en las rutas comerciales de entrada y salida de China, sino también en otros países. DHL espera cada vez más restricciones a la producción industrial también fuera del país. “Deutsche Post”.

Sin ser pesimista o exagerado hay que tener en cuenta las repercusiones indirectas de que casi no exista actividad en el gigante asiático (China). Por ejemplo, sus puertos, además de ser puntos de ebullición cuando están a pleno rendimiento, también son escalas naturales y comerciales de muchos buques, y en muchos países de destino no se permite el paso a mercancías (ni por supuesto personas) que hubieren pisado suelo chino.

Cómo afecta el coronavirus al sector de la logística

Otro punto importante a nivel logístico es la aduana. Aquí el problema del coronavirus tiene doble vía. Por un lado, tenemos las exportaciones del resto de mundo que ha vendido a China, y que ahora mismo no puede hacer llegar a sus compradores porque la parálisis que sufren, a nivel gubernamental, las diferentes aduanas de los principales puertos chinos son casi total.

Si somos importadores de China, por ejemplo, podemos encontrarnos ante tres de los siguientes supuestos.

  • Nuestro barco zarpó y habiendo llegado a su destino no puede entrar en el país porque la aduana se encuentra cerrada o está prácticamente paralizada.
  • Nuestro barco acaba de zarpar o se encuentra en el puerto de embarque.
  • Visto el asunto y teniendo la mercancía todavía sin cargar en mis almacenes, la mantengo hasta nuevas noticias. Pues bien, en cualquiera de los tres supuestos estaríamos perdiendo dinero.

En el primer supuesto, tenemos una mercancía muy lejos de nuestro país (probablemente sin haber cobrado todavía su importe o la totalidad del mismo), habiendo acumulado una serie de gastos logísticos para llevar la mercancía al puerto.

En el segundo supuesto, prácticamente estaríamos incurriendo en los mismos costes salvo el hecho de que la mercancía no está lejos del país de origen y se podría recuperar la carga todavía de algún modo, con sobre costos.

Llegando al tercer supuesto y aunque parezca que es el contexto más benévolo (que lo es, sin duda) para el vendedor o exportador, tenemos en nuestro poder una mercancía que había sido producida para un cliente(s) concreto(s) y que ahora no sabemos si éste va a querer, o si la mercancía se va a degradar en mi almacén, y por tanto con la obligatoriedad de buscar un nuevo cliente que pueda asumir esa producción. ¿a que éste último supuesto no parece tan bueno? En este último caso se da para las empresas locales que tienen exportación a países cuyos puertos y aeropuertos están cerrados.

Cabe indicar que, en el país, DP World Caucedo trabaja coordinadamente con la Autoridad Portuaria Dominicana para garantizar que las operaciones en el terminal se desarrollen de forma segura, aumentando la eficiencia y manteniendo el cumplimiento estricto de todas las medidas de seguridad y prevención establecidas a fin de evitar la propagación del Coronavirus.

El director ejecutivo de Autoridad Portuaria Dominicana, Víctor Gómez informó que la entidad ha tomado todas las acciones para asegurar que las operaciones portuarias se mantengan de manera segura y que no representen riesgo alguno para el país centroamericano.

Por otro lado, las restricciones al transporte aéreo afectan negativamente a la actividad importación y exportación, algo que está comenzando a pasar también en Europa, especialmente tras la decisión de EEUU de suprimir los vuelos comerciales con el viejo continente, por consiguiente, afectando también las operaciones comerciales del país.

Para terminar y a pesar de todo lo que hemos relatado, estoy seguro de que la crisis pasará y poco a poco se irá recuperando la normalidad con el mercado chino, eso sí, cuando se restablezcan aduanas y nudos de transporte deberemos de tener paciencia porque los pedidos llegarán de golpe y tendremos que asumir demoras en los tiempos habituales de abastecimiento.

Fuente: https://blogs.imf-formacion.com/blog/logistica/

Ing. Arcadio Henríquez, MBA

Experto en Logística

República Dominicana

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *